Los parabenos y el cáncer de mama

Los parabenos y el cáncer de mama

Octubre es un mes que se ha caracterizado por pintarse de rosa debido a las muchas empresas que se unen a la campaña de sensibilización contra el cáncer de mama.  La idea es muy linda, la unión después de todo hace la fuerza.  Bajo mi perspectiva lo más lindo de todo es honrar la lucha tan grande que tantas mujeres (y algunos hombres, después de todo también a los hombres les puede dar cáncer de mama) han tenido que pasar con todo el daño emocional y físico que la enfermedad trae consigo. Para esta entrada quiero enfocarme en compartirles algo muy específico que podemos hacer para prevenir el cáncer de mama todos los meses del año.

Uno de los ingredientes que más debemos de temer cuando hablamos de cáncer de mama son los parabenos.  ¿Qué son los parabenos y por qué si pueden ser dañinos son tan usados? Los parabenos se usan como conservantes en productos para el cuidado de la piel y para alimentos para extender su vida útil. Son los conservantes más utilizados debido a su bajo costo; por eso se usan tanto. Desafortunadamente no solo previenen la formación de bacterias en los productos de cuidado diario, sino que al entrar en nuestro cuerpo se hacen pasar por estrógeno y esto puede hacer que la hormona llegue a niveles elevados y alimentar la mayoría de los cánceres de mama.

En el 2004 se realizó un estudio en la Universidad de Escocia donde se encontraron parabenos en el 90% de los tejidos de cáncer de seno. Este mismo estudio se ha repetido en años posteriores y los resultados continúan siento aterradores. Si bien falta profundizar e investigar más sobre el tema, lo mejor es no utilizar productos que contengan parabenos.  Sobre todo, porque la acumulación de diferentes productos que contengan parabenos y la combinación con otras sustancias químicas que también alteran las hormonas pueden elevar altamente el riesgo.

El cáncer es una enfermedad complicada y es una enfermedad devastadora. Hay muchas preguntas sin respuesta y el solo evitar los parabenos no es la única solución, pero es un buen comienzo. ¡Las invito a que revisen las etiquetas y eviten cualquier producto que contenga este conservante!

Dejar un comentario