fbpx

Como escoger el tamaño indicado para ti?

Para evitar filtraciones o molestias en tu interior, es necesario escoger el tamaño ideal para ti. Es sumamente importante que te asegures de tener el tamaño correcto.

Las copas menstruales suelen estar disponibles en diferentes tamaños, esto depende de tu nivel de flujo y si has tenido hijos o no. Las copas menstruales de Rael están disponibles en tres tamaños diferentes para adaptarse a las necesidades específicas de su cuerpo.

  • Talla Mini: ideal para adolescentes entre 13 a 20 años. Su tamaño es de 2.25 pulgadas y puede recolectar hasta 25 ml de fluido.
  • Talla 1: ideal para menores de 30 años que nunca hayan tenido un parto vaginal, ni dilatación. El tamaño de esta copa es de 2.5 pulgadas y puede recopilar hasta 29ml de fluido.
  • Talla 2: ideal para mayores de 30 o que hayan tenido un parto vaginal independientemente de la edad. 2.75 pulgadas y puede recopilar hasta 38 ml de fluido

Cómo colocar la copa menstrual?

Si ya has escogido tu tamaño ideal y estás lista para probar las copas menstruales, te mostramos cómo colocártelas correctamente.

Antes de usar la copa, enjuágala con agua extremadamente caliente para esterilizarla. Esto es importante para garantizar que la copa esté siempre limpia y lista para usarse.

Existen numerosas formas de doblar la copa menstrual para insertarla; en serio, una búsqueda en Google revela al menos 10 opciones de doblado diferentes, pero aquí te recomendamos la que consideramos más fácil y efectiva:

C-Fold . El pliegue en C (o pliegue en U) es el método más popular de plegado de la copa menstrual. Para realizar un Doblado en C, simplemente sostén la copa con tu mano dominante, con el dedo índice presiona un lado de la copa de silicona contra el otro. Luego, aprieta los lados con el fin de doblar la copa por la mitad. Esto hará que la parte superior de la copa se vea como una «C» o una «U».

Una vez la tengas doblada en forma de U, es momento de insertarla. Puedes colocar un poco de lubricante a base de agua si estimas conveniente. No es necesario llevar la copa hasta lo más profundo que puedas. Basta con que quede toda cubierta.

Una vez colocada, con tu dedo índice, intenta tocar la circunferencia de la base de la copa, así podrás darte cuenta si la copa se ha abierto correctamente o si ha quedado algún pliegue.

Para leer la entrada de Copa menstrual: todo lo que debes saber (Parte 1) haz click aquí

Leave a Reply